Volver
Características Recursos Hídricos

CARACTERISTICAS DE LAS AGUAS AMAZÓNICAS

 

 INTRODUCCIÓN

 

CLASIFICACION DE LOS RIOS POR ORDEN

 

CLASIFICACIÓN DE LOS RÍOS POR AMBIENTES

 

3.1. Clasificación de Ambientes Lóticos

3.2. Clasificación de Ambientes Lénticos

 

ADMINISTRACIÓN DE CUENCAS

 

1. INTRODUCCIÓN

El Perú tiene 159 cuencas Hidrográficas en tres vertientes: Pacífico, Atlántico y Titicaca.

La Amazonia Peruana pertenece a la vertiente del Atlántico y con 44 cuencas representa más del 97% del volumen de agua del país. (García, R. 2010)

Los ecosistemas amazónicos tienen características particulares en muchos aspectos, por lo que su composición, su estructura y sus procesos requieren de enfoques y acciones que se diferencien nítidamente de los otros ecosistemas del país.

El río amazonas, en su trayecto recibe el aporte de numerosos tributarios, que poseen dos regímenes hidrológicos bien definidos: uno, en la parte norte, que incluye los ríos que nacen en las vertientes de los Andes ecuatoriales (Putumayo, Napo, Tigre, Pastaza, entre otros) y otro, en la parte sur, que incluye a los ríos que nacen en las vertientes de los Andes peruanos (Marañón, Ucayali, entre otros). Estos presentan sus fases hidrológicas casi opuestas, pues cuando los primeros están en época de vaciante, los segundos están en época de creciente. El ciclo hidrológico anual de los ríos que nacen en los Andes del Perú y que son los de mayor caudal presentan cuatro fases bien marcadas: creciente (marzo, abril y mayo), media creciente (junio y julio), vaciante (agosto, septiembre y octubre) y media vaciante (noviembre, diciembre, enero y febrero).

Las diferencias de nivel entre creciente y vaciante en el río Amazonas son bastante marcadas.

Así, en la ciudad de Iquitos, se reporta una variación media de 8 metros para el período 1962- 1989, variando entre 5.33 y 10.48 m. Sin embargo, en el período 1933-1962, la amplitud máxima absoluta fue 11.4 m. para esta misma ciudad.

 

2. CLASIFICACIÓN DE LOS RÍOS POR ORDEN

Uno de los factores más importantes para determinar la distribución de formas vivas en los sistemas fluviales es la velocidad de la corriente, la que a su vez influye en factores físicos o químicos como la concentración de oxígeno disuelto o la temperatura, que actúan directamente sobre los peces. Como se ha descrito, los ríos pueden dividirse en dos clases principales: los de caudal bastante constante durante todo el año y aquellos en los que la cantidad de agua varía estacionalmente. Los de la primera categoría se encuentran en zonas lluviosas de las partes templadas, en algunos altiplanos tropicales y en las grandes selvas ecuatoriales. Por esto, muchos ríos de la zona templada y un número creciente en los trópicos tienen caudales más regulares que antes de modificarlos.

Los ríos en los que las variaciones estacionales se deben a cambios de las precipitaciones durante el año, siguen siendo la mayoría. El régimen del caudal depende de la superficie de la cuenca hidrográfica del río de que se trate. Como se ve en la Figura 1, los ríos de orden bajo con cuencas pequeñas tienen regímenes que consisten en riadas impetuosas durante la época o épocas de lluvias, que dan una gráfica característica puntiaguda cuando el caudal se traza contra el tiempo. Al aumentar la superficie de la cuenca las variaciones extremas del caudal de las cuencas constituyentes más pequeñas, se promedian para dar curvas de inundaciones más suaves (FAO, 1998).

Fig. 1  Diversos sistemas de ordenar sistemas fluviales como se aplica a un río esquemático
A. Sistema de Horton (1954) que prolonga hasta la cabecera el afluente más large de cada orden
B. Sistema de Strahler (1957)
C. Sistema de Strahler aplicado al río Logone de Muordo

Ríos de Primer Orden*

Ríos: Amazonas, Ucayali, Marañón y Huallaga

Navegables por embarcaciones de gran calado, todo el año. La navegabilidad en estos ríos se realiza sin restricciones, las embarcaciones medianas y pequeñas no presentas dificultades para desplazarse.

Ríos de Segundo Orden*

Ríos: Napo, Putumayo, Morona y Pastaza

Las embarcaciones de gran calado no presentan restricciones de desplazamiento en época de creciente, presentándose los problemas en época de vaciantes, por presentarse bancos de arena, especialmente en la cuenca alta del río pastaza, las embarcaciones medianas y pequeñas no presentan dificultades.

Ríos de Tercer Orden*

Ríos: Nanay, Tapiche, Apaga, Potro, Cahuapanas, Aypena, Huasanga, Manchari, Huitoyacu, Chuinda, Rimachi, Chapuli, Parinari, Corrientes, Tigre y Yavarí.

Estos ríos son navegables por embarcaciones medianas y pequeñas en épocas de creciente, presentándose las dificultades en la época de vaciante donde solo se hace posible la navegación en embarcaciones pequeñas (Botes, deslizadores y pequepeques)

Ríos de Cuarto Orden*

Ríos: Itaya, Curaray, Yanayacu, Shishinahua, Ungumayo, Sasipahua, Nucuray, Blanco, Galvez, Pucacuro, Copalyacu, Urituyacu, Capirona, Tigrillo, Samiria, Pintuyacu, Campuya, Atacuari, Pacaya, Maquia, Cushabatay, Pisqui

Son ríos navegables sin dificultad en época de creciente por embarcaciones pequeñas tales como Botes, Pequepeques y canoas

*Fuente: Gobierno Regional de Loreto, Mapa Hidrográfico del Departamento de Loreto, 2008.

 

3. CLASIFICACIÓN DE LOS RÍOS POR AMBIENTES

En la Amazonia peruana los ambientes acuáticos se pueden dividir en  ambientes lóticos (ríos y quebradas) y ambientes lénticos (lagunas, que regionalmente son denominadas como “cochas” y tipishcas) (IIAP, 1994) (IIAP & WWF 1999).

3.1. Clasificación de Ambientes Lóticos

 a. Ríos de agua negra.

Están representados por tributarios que se originan dentro del bosque húmedo. Sus aguas son de color café oscuro, que al decir de Sioli (1968) la coloración de las aguas negras es debida a que se presentan alto contenido de sustancias húmicas y ácidos fúlvicos.

Presentan poco material en suspensión, compuesto mayormente por material orgánico y detritus que permiten que estos cuerpos de agua presenten transparencia que oscilan entre 23 y 128 cm. Los niveles del pH varían entre ácido a ligeramente ácido (3.5 a 6.9), con moderados valores de conductividad. Estos cuerpos de agua apenas superan los 100 mmhos/cm de conductividad eléctrica, lo cual indican que son pobres  con relación al contenido de electrolitos y nutrientes (Tabla 2) (IIAP & PETROPERU, 1997) (IIAP et al. 2001ª; 2001b) (IIAP &BIODAMAZ, 2002) (Comisión Técnica Multisectorial, 2002) (IIAP, 2003) (IIAP & WWF, 2003) (Maco et al. 2005).

Los principales rios de aguas negras son: Nanay, Samiria, Chambira, Cuininico, Nucuray, Aypena, Tapiche e Itaya.

""""

 b. Rios de agua blanca.

Los ríos que presentan este tipo de  agua tienen origen en la Cordillera de los Andes. Generalmente, tienen un extenso recorrido a través de un amplio territorio de los Andes y del llano Amazónico. Presentan aguas lodosas, turbias, debidas al alto contenido de arena, arcilla y limo en suspensión, que proporcionan una coloración marrón claro a sus aguas. Asimismo, el alto contenido de material en suspensión  (150 a 1900 mg/l de materia fresca) hace que los niveles de transparencia sean bajos (5 a 60 cm) con altos valores de turbidez, presentándose una pobre penetración lumínica  que dificulta el desarrollo del fitoplancton. La turbidez se incrementa durante el periodo de creciente debido a las fuertes precipitaciones y a los procesos de erosión que caracteriza a este periodo. Contrariamente, durante el periodo de vaciante, la carga de material en suspensión disminuye gracias a la reducción de los niveles de precipitación y a los procesos de sedimentación, ocasionando que los niveles de transparencia sean mayores.

Los ríos de agua blanca presentan alto valor de conductividad (106-384 mmhos/cm), producto del alto grado de mineralización de sus aguas, por lo que estos ambientes acuáticos reúnen mejores condiciones potenciales para la producción biológica (Arrigon, 1979). La alta conductividad de estos cuerpos de agua se debe a los sólidos en suspensión que acarrean, los cuales generan gran cantidad de iones que se disuelven en el agua. Los niveles de pH van de ligeramente  ácidos a alcalinos (5 a 9.5), dependiendo del ciclo hidrológico del curso del agua (Tabla 2) (Hanek, 1982) (Guerra et al. 1999) (IIAP & Madre de Dios, 2000) (IIAP & WWF, 2002ª;2002b) (IIAP & CTAR Ucayali, 2000).

Entre los representantes de este tipo de agua se encuentran los ríos Amazonas, Ucayali, Marañón, Napo, Pastaza, Huallaga y Putumayo, entre otros.

c. Rios de agua intermedia o mixta.

Son  ríos que tienen características tanto de aguas blancas como de aguas negras. Los ríos de aguas mixtas tienen una coloración marrón clara a verde amarillenta, proporcionados por el tipo de sólidos en su descomposición, de niveles bajos (30 a 250 mg/l de materia fresca), los cuales proporcionan bajos niveles de transparencia (20 a 60 cm). De acuerdo a estas características, las aguas intermedias serían semejantes a las aguas blancas.

Pertenecen a la cuenca del río Tigre y sus principales tributarios, los ríos Macusari y Corrientes (Hanek, 1982). Estos tienen su origen en el piedemonte amazónico de los andes ecuatorianos; otros nacen en sistemas de colinas adyacentes al piedemonte andino.

d. Ríos de agua clara.

Son rios que tienen aguas cristalinas, con muy escaso material en suspensión, lo que permite una total transparencia y la observación clara del fondo de cauce. Generalmente, nacen entre cerros que presentan material geológico bastante consolidado. Muchos de ellos tienen moderado a alto contenido de electrolitos que se reflejan en los valores de conductividad eléctrica de moderada a excesivamente alta (35-9,9900 mmhos/cm). Los niveles de pH varían de ligeramente ácido básico (6.2 a 8.8). Es característico en estos ríos observar que sus aguas se vuelven turbias después de caída de las lluvias, proceso que tiene un espacio temporal bastante corto. Estos ríos, por lo común se localiza en la selva alta peruana y son tributarios de los ríos de agua blanca (Tabla 2) (Maco, 2004ª; 2004b) (Maco & Misajel, 2005).

Entre los ríos que presentan este tipo de agua están: Chontayu, Tocache, Mishollo, Challuayacu, Cañuto, Aspuzana, Uchiza, Pólvora, Cachiyacu de Lupuna, Huaynabe.

 

3.2. Clasificación de Ambientes Lénticos

a. Lagunas de origen tectónico.

Estas lagunas fueron formadas en depresiones originadas debido a los procesos de hundimiento y levantamiento del suelo. En la Amazonía, generalmente se presentan en la Selva Alta. Algunas se caracterizan por ser pequeñas y de formas más  o menos redondeadas. Como ejemplos de estas lagunas tenemos el complejo de lagunas ubicadas en la Cadena Oriental de los Andes, en el sector oeste de la provincia de Tocache, que dan origen a los pequeños afluentes formadores de los ríos Chontayu, Tocache y Mishollo (Maco & Misajel, 2005).

Otras lagunas de origen tectónico en la Selva Alta son de gran dimensión y presentan formas irregulares, como el caso del lago Sauce (Maco, 2004a) en la Región San Martin , y de las Lagunas Burlan y Pomacochas en la Región Amazonas (Maco, 2006 –en preparación-).

En el llano amazónico también existen algunos ejemplos de lagunas y lagos que se han firmado por el hundimiento del terreno, como los casos de la laguna Imiria en la Región Ucayali y el lago Rimachi en la Región Loreto.

b. Lagunas de origen fluvial.

Son formadas como  consecuencia de la migración lateral de los cursos de agua. Durante este proceso un meandro del río puede ser aislado del cauce principal a través del fenómeno llamado regionalmente “rompeo”. De esta forma se origina un tipo diferente de cuerpo de agua, denominado “tipishca”, y la porción de tierra rodeada por este nuevo cuerpo de agua pasa a la categoría de isla. A medida que se desarrollan los Procesos de sedimentación las tipishcas se van cerrando en uno de sus extremos para convertirse en una laguna típica que tiene la forma semilunar o de herradura, denominada localmente “cocha” (IIAP & WWF, 1999c). Dependiendo de su localización y de la influencia del rio principal, se pueden clasificar en lagunas de várzea y en lagunas de agua negra.

c. Lagunas de várzea.

Son lagunas adyacentes a los cuerpos de agua blanca,  de los cuales reciben fuerte influencia  en los periodos de creciente de los ríos. Durante los periodos de creciente los niveles de transparencia son bajos en gran parte de estos cuerpos de agua, debido al alto contenido de material en suspensión que introduce el rio de agua blanca al cual están conectados. En este periodo se produce un aumento del nivel del agua, que va acompañado con una alta tasa de renovación de sustancias nutritivas. Conforma van sedimentando  el material en suspensión, las aguas se tornan más transparentes. Paralelamente a ello, ocurre una alta proliferación de organismos planctónicos que solamente permiten una moderada penetración lumínica. En este sentido, los niveles de transparencia (15 a 160 cm) y de material en suspensión (10 a 80 mg/l de materia fresca) son muy variables (Tabla 3) (IIAP & WWF, 1999c).

Por otro lado los niveles de pH oscilan entre ligeramente ácidos de alcalinos (5.4 a 10.0).  Los niveles de pH más ácidos se presentan durante los periodos de media creciente y media vaciante, períodos en que las áreas inundables son lavadas por las aguas de lluvias, las que al final se van a concentrar en la laguna.

Asimismo, presentan altos niveles de conductividad eléctrica (119 a 472 mmhos/cm). Los niveles menores se presentan en los meses de creciente, periodo en que hay una invasión de los ríos de agua blanca; y los niveles mayores ocurren durante los meses de vaciante, después de los procesos de dilución y decantación del material en suspensión, lo que genera una alta tasa de renovación de nutrientes. Estos factores permiten que estas lagunas presentan elevada productividad potencial (Arrigon, 1979).

Como representante de estos cuerpos de agua existen en la cuenca del Ucayali las lagunas Sahua, Supay, Carocurahuayte, Bolivar, Tipishca San Antonio, y en la cuenca del Marañón las lagunas San Pablo Tipishca, Aguajal, Cuyocuyote, Arirama, entre otras. 

d. Lagunas de agua negra.

Generalmente, son adyacentes a los recursos de agua negras, de los cuales reciben influencia durante el período  de creciente. Algunas veces están cercanas a los cursos de agua blanca, pero sin recibir influencia de estos durante los periodos de creciente (como la laguna de Yarinacocha cerca al río Ucayali). Este hecho permite que estos cuerpos de agua tengan menor tasa de renovación de sustancias nutritivas con relación a las lagunas de várzea.

El color de las aguas de esta laguna es el café oscuro; sin embargo, hay lagunas de agua negra en la que, durante los periodos de media vaciante a vaciante, ocurre una proliferación de fitoplancton, que confiriere a las aguas una coloración verdosa (Tabla 3) (IIAP & WWF, 1999c). El caso material en suspensión (20 a 100 mg/l de materia fresca) permite que los niveles de transparencia (35 a 225 cm) sean mayores que en las lagunas de várzea, aunque aquí también, en estos parámetros, hay una fuerte dependencia del nivel de las agua de los ríos.

Por otro lado, los valores del pH oscilan entre ácidos alcalinos (4.3 a 8.6), con niveles de conductividad eléctrica de 49 a 203 mmhos/cm. En este sentido, las variaciones espaciales y temporales del pH y la conductividad se presentan por los mismos motivos manifestados por las lagunas de várzea.

Por las razones expuestas, las lagunas de agua negra presentan menor productividad potencial con relación a las lagunas de várzea.

Como ejemplos se encuentran en la cuenca del Samiria las lagunas de  Tipishca del Samiria, Huistococha, Atuncocha, Pastococha, y en la cuenca del Chambira, la laguna Tipishca del Chambira; en la cuenca del Nanay, las lagunas Moronacocha, (adyacente a Iquitos), Zungarococha, Rumococha,  Cashococha, Sunicocha, Llanchama,  Shiriara y Yarinacocha, entre otros.

 

4. ADMINISTRACIÓN DE CUENCAS

AUTORIDAD ADMINISTRATIVAS DEL AGUA

Una Autoridad Administrativa del Agua (AAA) es un órgano desconcentrado de la Autoridad Nacional del Agua, que dirige y ejecuta, en su ámbito territorial, la gestión de los recursos hídricos, en el marco de las políticas y normas dictadas por el nivel central de la Autoridad Nacional del Agua. El ámbito territorial de las Autoridades Administrativas del Agua se establece por la agrupación de unidades hidrográficas indivisas y contiguas, según la metodología aprobada por el Ministerio de Agricultura.

A la fecha, de las catorce Autoridades Administrativas del Agua definidas por la Autoridad Nacional del Agua, se han implementado cinco las cuales se encuentran en los departamentos de Arequipa, Ica, Piura, Cajamarca y Cusco.

La denominación de las AAA es una clasificación dada por la Autoridad Nacional del Agua, siendo la que abarca mayor superficie del territorio nacional es la denominada AAA VII Amazonas, con 280 mil 659 Km2.

En el territorio amazónico tenemos las siguientes AAA:

AAA VI Marañón

La Autoridad Administrativa del Agua Marañón abarca una superficie de 85 mil 599 kilómetros cuadrados, dentro del cual, residen un total de 2 millones 390 mil 749 habitantes según el Censo de Población del año 2007 ejecutado por el INEI. Se observa entonces una densidad de 27,93 habitantes por kilómetro cuadrado.

Dentro de su ámbito, se encuentran los ríos Marañón y Comaina, con longitudes de 1 706,74 km y 251,71 km respectivamente.

AAA VII Amazonas

La Autoridad Administrativa del Agua Amazonas abarca una superficie de 280 mil 659 kilómetros cuadrados, dentro del cual, residen un total de 686 mil 386 habitantes según el Censo de Población del año 2007 ejecutado por el INEI. Se observa entonces una densidad de 2,45 habitantes por kilómetro cuadrado.

Dentro de su ámbito, se encuentran los ríos Amazonas y Marañón, con longitudes de 3 130,70 km y 1 706,74 km respectivamente.

AAA VIII Huallaga

La Autoridad Administrativa del Agua Huallaga abarca una superficie de 89 mil 416 kilómetros cuadrados, dentro del cual, residen un total de un millón 623 mil 46 habitantes según el Censo de Población del año 2007 ejecutado por el INEI. Se observa entonces una densidad de 18,15 habitantes por kilómetro cuadrado.

Dentro de su ámbito, se encuentran los ríos Huallaga y Biabo, con longitudes de 1 168,97 km y 373,96 km respectivamente.

 

AAA IX Ucayali

La Autoridad Administrativa del Agua Ucayali abarca una superficie de 232 mil 744 kilómetros cuadrados, dentro del cual, residen un total de un millón 160 mil 634 habitantes según el Censo de Población del año 2007 ejecutado por el INEI. Se observa entonces una densidad de 4,99 habitantes por kilómetro cuadrado.

Dentro de su ámbito, se encuentran los ríos Amazonas y Yavarí, con longitudes de 3 130,70 km y 1 309,44 km respectivamente.

 

AAA XII Urubamba

La Autoridad Administrativa del Agua Urubamba abarca una superficie de 58 mil 735 kilómetros cuadrados, dentro del cual, residen un total de 940 mil 491 habitantes según el Censo de Población del año 2007 ejecutado por el INEI. Se observa entonces una densidad de 16,01 habitantes por kilómetro cuadrado. Dentro de su ámbito, se encuentran los ríos Urubamba y Yavero, con longitudes de 914,63 km y 332,30 km respectivamente.

AAA XIII Madre de Dios

La Autoridad Administrativa del Agua Madre de Dios abarca una superficie de 111 mil 933 kilómetros cuadrados, dentro del cual, residen un total de 255 mil 54 habitantes según el Censo de Población del año 2007 ejecutado por el INEI. Se observa entonces una densidad de 2,28 habitantes por kilómetro cuadrado.

Dentro de su ámbito, se encuentran los ríos Madre de Dios y De Las Piedras, con longitudes de 833,29 km y 784,41 km respectivamente.

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

DOCUMENTOS DE INTERES

1. TIPOS DE AMBIENTES ACUATICOS DE LA AMAZONIA PERUANA. Maco, José. 2006

2. ECOLOGÍA, BIODIVERSIDAD Y CONSERVACION DE AGUAJALES EN LA AMAZONÍA PERUANA.

Janovec, John.2003

 

 

                                                                                            

Volver